JAVIER BLANCO. Quisiera saber más sobre el esculto Francisco Salzillo y su obra. Estuve la Semana Santa pasada en Murcia y quedé impresionado por las esculturas de este Escultor. GRACIAS.

Francisco Salzillo nació en el año 1707 en el número 1 de la desaparecida calle de las Palmas, cercana a un Convento que se llamaba de Santa Isabel, que hoy ya no existe, (este Convento estaba cerca del Mercado de Abastos, en lo que hoy conocemos como "Plano de San Francisco"). Fue bautizado por el beneficiado José Córcoles y Villar. (Beneficiado era un clérigo de rango inferior que gozaba de un beneficio eclesiástico sin ser cura. Es decir, un presbítero, un cura que todavía no había terminado la carrera, que tenía beneficio o permiso para administrar algunos sacramentos. Su padrino fue don  Francisco José de Herrera, y lo bautizaron con el nombre de: Francisco Antonio José). Gregorio y con los apellidos: Salzillo, por parte de su padre que era italiano y Alcaráz, por parte de su madre que era murciana.  

El matrimonio formado por sus padres, don Nicolás Salzillo y Gallo y doña Isabel Alcaraz Gómez, tuvo siete hijos, tres hijos y cuatro hijas. Y los tuvieron por este orden: Francisco, que es el que hoy estamos recordando, Teresa, Francisca de Paula, Magdalena, José Antonio, Patricio e Inés

Cuando tenía edad para asistir a la escuela, ingresó en el colegio de San Esteban, dirigido en aquellos tiempos por religiosos jesuitas. Allí estudió Arte, Filosofía y Matemáticas. La estancia en aquel colegio les costaba a sus padres 42 reales y una fanega de trigo al mes, cosa que se podían permitir porque el padre era un escultor al que no le faltaba el trabajo y la madre había heredado unas tahúllas de tierra que tenían arrendadas.

Cuando completó el ciclo de su educación en el colegio de San Esteban, Salzillo comenzó a estudiar dibujo y colorido con el clérigo don Manuel Sánchez.

Terminado este ciclo, y motivado quizás por la influencia de los religiosos que lo habían educado, ingresó como novicio en el Convento de los Dominicos, y a buen seguro hubiera profesado de no ser por la muerte del padre que dejó a su familia desamparada.

Fue entonces cuando se hizo cargo del taller de su padre. El primer trabajo que hizo Francisco Salzillo en el taller de su progenitor, fue acabar la imagen de Santa Inés de Monte Pulciano, que el padre había dejado sin terminar.

El año 1746 se casa con doña Juana Vallejos Martínez. No bendijo el Señor el hogar de Salzillo con frutos matrimoniales. Pero en enero de 1753, siete años después de haber contraído matrimonio, vino al mundo su hija María Fulgencia. Hasta hace poco, los biógrafos de Salzillo, excepto Martínez Tornel, que dice que tuvo Salzillo varios hijos, coincidían en decir que el escultor no tuvo más hijos. Ni Martínez Tornel, ni los demás biógrafos tenían razón. Yo, escarbando por los archivos de algunas iglesias, he tenido acceso a un documento que nos da fe de que Salzillo tuvo, antes de nacer su hija, un niño de cuya existencia nada se sabía y que vivió algo más de ocho meses. El documento dice literalmente: <<Niño en nuestro Padre Jesús Murió en esta Parroquia del Glorioso Arcángel San Miguel de la ciudad de Murcia, y fue sepultado en la Real Capilla de Nuestro Padre Jesús oi diez de julio de 1751 un niño hijo de don Francisco Salzillo y doña Juana Vallejos feligreses de dicha Parroquia y para que conste lo firmo Dn. Antonio Durán.>>

En el año 1763 falleció su mujer. Esta pérdida le afligió extraordinariamente dado su carácter de esposo fiel y bien avenido.

El 2 de Marzo de 1783, contando el artista con 75 años de edad y pronto a cumplir los 76, entregó su alma a Dios cristianamente.

Fue enterrado, por deseo expreso, en el Convento de las Capuchinas, donde su hermana Francisca de Paula era monja. Y pidió que lo amortajaran con el hábito franciscano.

Salzillo estuvo descansando en aquel Monasterio hasta que en el año 1936, en plena guerra española, fue destruido el Convento. Su lápida no fue saqueada, quedó intacta. En ella todavía se leía el epitafio que él en vida quiso que le esculpieran: ABSORPTA  EST MORS IN VICTORIA, que traducido del latín quiere decir: LA MUERTE HA SIDO VENCIDA POR LA VICTORIA.

Después de la guerra, las monjas capuchinas construyeron otro convento muy cerca del Malecón, y se llevaron los únicos restos que quedaban del escultor: Su Lápida.  

LA OBRA

La obra de Salzillo está repartida mayoritariamente, por cuatro provincias del sudeste de España: Murcia, Alicante, Albacete y Almería, por este orden cuantitativo, guardan el tesoro inapreciable de sus tallas. Sobre todo en Murcia, la ciudad donde nació y trabajó hasta descansar en su suelo.

Muchas de sus obras han desaparecido, unas condenadas a las llamas, otras entre las manos inhábiles de inadecuados restauradores y, otras, como en el caso de Santa Inés de Monte Pulciano, nadie sabe dónde están. Está imagen era propiedad de los Dominicos. Ellos encargaron y pagaron su talla. Cuando los dominicos tuvieron que dejar el convento, por orden del obispado de Murcia, en favor de los jesuitas, quienes todavía lo tienen, la imagen se perdió. Y lo extraño del caso es que, desde entonces, no aparece rastro de ella ni en documentos ni en inventarios. Es una pena que esta imagen se haya perdido porque tenía un valor incalculable. La empezó a tallar el padre de Salzillo y cuando murió la dejó a medias. Después fue el hijo, Francisco Salzillo, quien la tuvo que terminar. Ahí radica su valor: es una obra formada a duo por dos de los escultores más famosos de la historia murciana.  

EL BELÉN

El Belén que actualmente se encuentra en el Museo Salzillo, le fue encargado a don Francisco Salzillo Alcaraz por don Jesualdo Riquelme y Fontes. A la muerte de éste pasó a ser propiedad de su hermano don Antonio Riquelme y Fontes. Después a la marquesa de Salinas, y luego al marqués de Corvera, que lo vendió al Museo de Murcia por 27.000 pesetas, en el año 1914.  

Actualmente el Belén consta de:

  • 166 figuras humanas.

  • 19 figuras de niños, de las cuales 3 son del niño Jesús con la Virgen; 13 pertenecen a los Santos Inocentes, y 3 muestran escenas maternales domésticas.

  • 1 figura que pertenece al niño Jesús recién nacido.

  • 364 figuras pertenecen a diversos animales.

  • 6 figuras de animales que forman grupo con figuras humanas.

EL BELÉN TIENE EN TOTAL: 556 FIGURAS.  

Como datos curiosos e importantes de saber, podemos decir que el niño Jesús recién nacido es la única figura que está tallada en madera. Todas las demás están modeladas en barro.

Diremos también que en el Belén antiguo habían ocho edificios grandes, que eran: la casa de Herodes, la casa de Santa Isabel, otra de Nazaret, el Templo de Jerusalén, una posada, ruinas de un templo, una casa rústica y una choza. Estos ocho edificios que acabamos de enumerar estaban todos decorados por dentro con minúsculos muebles, aperos o herramientas para trabajar la huerta y enseres domésticos. De todos estos edificios, que lamentablemente fueron destruidos, vendidos regalados o perdidos en la antigüedad, sólo quedan hoy en buen estado: el Templo, la posada y el Palacio de Herodes.

El Belén no fue construido, contrariamente a lo que la gente cree, de una vez, sino que todos los años se iban acumulando nuevas figuras y nuevas escenas que se le iban ocurriendo, o bien al artista o a los dueños del Belén.

Como primicia quiero que sepáis que no todas las figuras son de Salzillo. Hay unos documentos en donde se relacionan con escrupuloso detalle las figuras que componían el Belén que fue hecho por Salzillo, que cotejadas o comparadas con otra lista de cinco años después de su muerte, se puede ver que en la primera hay menos figuras que en la segunda. Baste decir que, por ejemplo, en la primera lista se inventariaron 261 animales y en la segunda 358, o sea, 97 animales más. Actualmente, como ya hemos dicho anteriormente, hay 364 animales, o sea 103 animales más que había en la primera lista. Si las figuras del Belén han aumentado después de la muerte de Salzillo, quiere decir que no todo el Belén fue modelado por él.  

LA ORACIÓN DEL HUERTO

Fue termina en el año 1752. Es la obra más universal de Salzillo. Y lo es por la incomparable figura del Ángel de la Oración. Mucho se ha escrito acerca de la sexualidad de este ángel. Incluso se ha afirmado que es un ser sin sexo; es decir que no es hombre ni es mujer, siendo, al mismo tiempo las dos cosas. A mí, personalmente, me parece cierta esta afirmación. Creo que el artista quiso plasmar un ángel sin sexo, porque quien mire con detenimiento esta magnífica escultura, podrá darse cuenta de que de cintura para arriba es todo armonía, belleza..., como si su modelo hubiera sido una bella joven. Y en contraposición, sin embargo, de cintura para abajo es más bien un hombre de piernas musculosas.

Una de las leyendas más conocidas acerca de cómo pudo el artistas conseguir esa bella imagen del ángel, es la siguiente:

<<Se dice que estando Salzillo una noche muy cansado de ensayar, una y otra vez, modelos de caras que fuesen angelicales, se retiró a su dormitorio para descansar sin haber conseguido su objetivo. En ese preciso momento, sonaron unos golpes en la puerta de la casa y un vagabundo le pidió por caridad pasar la noche bajo su techo. Salzillo lo dejó entrar y le dio asilo. A la mañana siguiente se levanta el escultor para seguir con su difícil empresa y, al acercarse a su mesa de trabajo, halla el magnífico dibujo que habría de servirle para tallar la figura incomparable de su “ángel”. El mendigo había desaparecido misteriosamente.>>

De esta leyenda se inspiró el poeta Ricardo Gil para componer aquel verso que decía:

<<Invisibles los ángeles bajaban
a tu taller a verte trabajar;
y un día, al terminar tu dolorosa,
cuentan que les oíste sollozar.>>

CURIOSIDADES:  El ángel costó 2.000 reales; Cristo 690 reales y cada apóstol 1.500 reales.

LA DOLOROSA

Fue terminada en el año 1755. La virgen costó 675 reales y cada ángel 1.310. Es la mejor expresión de <<dolor materno>>. Es de vestir, es decir que sólo talló la cabeza, las manos y los pies.

También hay muchas leyendas acerca de cómo pudo conseguir el artista una expresión tan real de dolor materno. Se dice que <<modelaba la cabeza de la “Dolorosa” y no acertaba con la expresión de dolor que él quería imprimirle. Cuentan que le dijo a su hija María Fulgencia que su novio había muerto, y que entonces copió la cara de dolor que se reflejó en su hija>>

Esta leyenda es totalmente falsa. Su hija tenía en aquel momento 3 años de edad recién cumplidos. Veamos: Si su hija nació en el año 1753 y él terminó la dolorosa en el año 1755, su hija Maria Fulgencia tenía escasamente 3 años.

Pero, aún en el caso de que alguna de las muchas leyendas fueran ciertas, no hubiera sido a esta <<Dolorosa>> a quien se le habrían de achacar dichas leyendas, sino a la primera que el artista talló. Pues hay mucha gente que ignora que Salzillo talló 17 dolorosas que actualmente se conozcan, observándose en todas ellas el mismo rictus de dolor que tan famoso lo hiciera. Lo cual prueba, a mi entender, que su mente había aceptado un tipo lógico de rictus que había sido muy alabado por todos cuantos vieron su primera obra. Cito, por orden cronológico, todas las <<Dolorosas>> talladas por el artista:

1733 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de Santa Catalina. Esta es la primera de todas ellas. Su rictus de dolor materno es, por lo tanto, modelo de todas las demás, incluso de la Dolorosa que sale en Semana Santa. El estofado, hecho por su hermana Inés, es excelente.

1740 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de San Miguel.  Costó 348 reales.
1755 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de Santa María de Cartagena.
1765 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de Hellin (Albacete).
1765 Dolorosa que pertenece al Convento de las Capuchinas de Alicante.
1765 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de Callosa de Segura.
1776 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de San Nicolás.
1776 Dolorosa que pertenece al Convento de Albacete.
1778 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de Aledo.
1783 Dolorosa que pertenece a la Iglesia de Socobos.

NO SE SABE FECHA

  1. Albacete (fue destruida)

  2.  Alcaráz (Albacete)

  3. Velez Rubio (fue destruida en un incendio en 1907)

  4.  Blanca (Murcia)

  5.  Caravaca (Iglesia del Salvador)

  6.  Cehegin (Convento de los Franciscanos)

  7.  Tobarra (Albacete)

VERÓNICA 

Esta es una obra poco estimada, en la que el escultor rompe su manera habitual de tallar y vuelve al italianismo paterno. El rostro de la Verónica, más que dolor, expresa melancolía.

CURIOSIDADES: Costó 1.600 reales.

SAN JUAN 

En esta figura sobran las palabras. Es una talla magnífica. Va señalando con el dedo el camino por el que ha pasado su maestro con la cruz a cuestas. Y su rostro, al mismo tiempo, parece que va diciendo: <<...van a cometer una injusticia. Que alguien me ayude a evitarlo...>>

COSTÓ 1.900 reales.

CAÍDA 

Los ojos son bellísimos y puede apreciarse el inmenso dolor que de ellos se desprende. Son unos ojos que al mismo tiempo que suplican a quienes le observan, aman a quienes le golpean.

El sayón que le amenaza refleja, a pesar de su belleza semejante al Ángel de la Oración del Huerto, odio en su semblante. Mientras que el sayón que tira de la cuerda manifiesta furor en su tensión. Y el soldado, manifiesta desinterés. Cosa muy lógica, ya que los soldados estaban acostumbrados a esta barbarie.

 

PRENDIMIENTO 

Fue terminado en el año 1765. Aquí, el Redentor manifiesta mansedumbre y paciencia. Con una mano parece querer detener la consumación de la traición.

Antes de este <<prendimiento>> hubo otro, que llevaba las mismas figuras menos la del legionario. Fue hecho en el año 1736 por Salzillo. No se sabe donde iría a parar cuando sustituyó a este 29 años después.

COSTÓ 8.602 reales.

FUENTES DE INSPIRACIÓN

Para el tema teológico, Salzillo se inspiró sobre todo en los grabados y en las estampas de la época.

Muchos tipos populares de la Murcia de aquellos tiempos le sirvieron como modelo. Entre otros, se sabe de un vendedor del mercado de Abastos apodado el <<anchoa>> y de varios carboneros de los que se dice llevaba a su taller para retratar a sus sayones.

El soldado romano que figura en el <<prendimiento>> se dice que es retrato de un empleado de la Curia murciana llamado don Andrés; para la santa Clara de los capuchinos le sirvió de modelo su hermana Francisca, más tarde religiosa de aquel convento.

Los vestidos que llevan la mayoría de sus figuras, están inspirados en el vestir de la Murcia de aquella época. De manera que en casi todos los apóstoles podemos observar esa camiseta huertana que tan primorosamente bordaban las mujeres de aquel tiempo para sus hijos o para sus esposos.

BIÓGRAFOS MÁS RENOMBRADOS

Baquero, Báguena, Ibáñez García y José Sánchez Moreno (Que en 1933 hizo la tesis doctoral sobre él)

DISCÍPULOS QUE TRABAJARON Y APRENDIERON CON ÉL.

MANUEL CARO. Entró en el taller del maestro en el año 1745. Era natural de Caravaca. Hay una Purísima de él en Caravaca.

FRANCISCO FERNÁNDEZ CARO. Nacido el 9 de junio de 1760 y muerto el 15 de diciembre de 1841. Ha sido frecuentemente confundido con el anterior.

JUAN PORCEL. Que yo sepa nadie ha investigado todavía sus antecedentes. De él, lo único que sabemos hoy, es que es autor de una Santa María de la Cabeza, que está en la Iglesia de San Juan de Murcia.

JOSÉ LÓPEZ. Ha sido considerado equívocamente como hermano de Roque López. Entró en el taller de Salzillo el 9 de agosto de 1753. Es, por tanto, el primer discípulo que tuvo Salzillo. Como obras suyas podemos citar: un TABERNÁCULO que se encuentra en Lorca.

FRAY DIEGO FRANCÉS. Monje Jerónimo del Monasterio de La Ñora. De él conocemos un San Antonio de Padua que se encuentra en la Catedral de Murcia.

MARCOS LABORDA. Estuvo con Francisco Salzillo primero y con Roque López después.

ROQUE LÓPEZ. Era natural de Mula. Este fue el que más ventajas sacó de las enseñanzas del maestro, hasta el punto de que se han llegado a confundir las esculturas del aprendiz con las del instructor. Murió en 1811 a consecuencia de una epidemia de fiebre amarilla que se afincó en Murcia, y cuyo principal foco fue en el espacio comprendido entre las calles de Madre de Dios, Bodegones y Contraste, que hubieron de ser tapiadas. Dicen los documentos <<que las autoridades y los habitantes de Murcia huyeron de la ciudad, la cual quedó tan abandonada, que al cesar el azote, el piso de las calles se hallaba cubierto de hierba.>> Entre otras muchas obras, algunas confundidas y achacadas a Salzillo, talló un San Roque para Molina de Segura.

RELACIÓN DE OBRAS DE SALZILLO EN LA CIUDAD DE MURCIA

IGLESIA CATEDRAL

  • Virgen del Socorro (capilla del Baptisterio)

  • Crucifijo (Se halla sobre el facistol del coro)

  • Virgen de la Leche

  • San Antonio Abad (medallón en el retablo de la capilla del socorro)

  • San Antonio de Padua

IGLESIA DE SAN ANDRÉS

  • San Andrés

  • San Roque

IGLESIA DE SAN ANTOLÍN

  • Santa Bárbara

  • Divina Pastora

  • San Antonio

IGLESIA DE SAN BARTOLOMÉ

  • San Bartolomé

  • San Eloy (Sirvió de modelo para esta figura un individuo apodado el <<rascaplatos>>

  • Virgen de las Angustias

  • Santa Lucía

  • Santa Gertrudris

IGLESIA DE SANTA CATALINA

  • Dolorosa

  • Santa Rita

  • Santa Eulalia

  • San Blas

IGLESIA DE SAN MIGUEL

  • Virgen del Patrocinio o <<de la aurora>>

  • Dolorosa

  • Purísima

  • San José

  • Sagrada Familia

  • Todos los ángeles del Altar Mayor, los dos de las lámparas y grupo del ático del retablo.

IGLESIA DE SAN NICOLÁS

  • Dos medallones en piedra de la portada

  • Dolorosa

IGLESIA DE SAN PEDRO

  • San Pedro

  • Santa Bárbara

  • Virgen de las Maravillas

IGLESIA DE EL CARMEN

  • Purísima

  • San Joaquín

  • Santa Teresa

IGLESIA DE SAN ANTÓN

  • San Antonio Abad

  • San Andrés

  • Escultura del retablo

IGLESIA DE AGUSTINAS

  • San Agustín

IGLESIA DE CAPUCHINAS

  • San Francisco

  • Santa Clara

 

IGLESIA DE MADRE DE DIOS

  • San Jorge

  • La Purísima

IGLESIA DE SAN JUAN DE DIOS

  • San Rafael

  • San Juan de Dios

  • Dos ángeles adoradores

  • San José

  • San Joaquín

IGLESIA DE VERÓNICAS

  • San Roque

IGLESIA DE ISABELAS

  • Purísima

IGLESIA DE SAN FRANCISCO

  • Inmaculada

IGLESIA DE SANTA CLARA

  • San José con el niño Jesús

  • Ángeles adoradores

  • Purísima

  • Los cuatro Evangelistas

IGLESIA DE SANTA ANA

  • Santa Ana con la Virgen

  • Virgen del Rosario

  • En el retablo: San José con el niño, San Joaquín con al Virgen Niña, San Juan Bautista, San Juan Evangelista, San Alberto Magno, San Antonio de Florencia, dos angelitos.

IGLESIA DE SANTO DOMINGO

  • Santo Tomas de Aquino

  • San Gonzalo de Amaranto

  • San Vicente Ferrer

  • San Jacinto de Polonia

IGLESIA DE LA LA MERCED

  • San Pedro Nolasco

MONASTERIO DE LA LUZ

  • San Antón

  • Niño Jesús

  IMPRIMIR EL TEXTO                             IMPRIMIR LA PÁGINA