GÉNESIS DEL IDIOMA GUARANÍ

El Rey Carlos V ensalzó la lengua española al decir que era "una lengua para hablar con los dioses", y nosotros podemos afirmar que el Guaraní es una lengua para entenderse con la Naturaleza y con todos los seres vivos. En un principio esta lengua sólo constaba de las vocales, que nacieron todas del contacto directo con el hábitat que los rodeaba. Para entenderse entre sí, los guaranís no necesitaban más letras que las vocales. Más tarde, cuando ya tuvieron contacto con otros hombres, al hacerse más grande su visión de las cosas, tuvieron que aumentar también su vocabulario. Y entonces fue cuando nacieron las consonantes. Nuestro trabajo va a consistir en describir todas las vocales y algunas consonantes, ya que en las almas de todas las vocales está, precisamente, el GÉNESIS DEL IDIOMA GUARANÍ.

El idioma guaraní pertenece al Pueblo parlante, y es la comunicación popular o académica que está saturada de un mundo de ingeniosos artificios retóricos y gramaticales para la transmisión de las ideas, claras y cargadas de sentimientos dramáticos, unidos los dos como el cuerpo y el alma.

Para ello se entrelaza la abundancia de sustantivos metafóricos sustentados por adjetivos superlativos y adverbios clarificadores, como argumentos de amistad, de belleza y de verdad ancestral.

Los temas de conversación giran siempre alrededor del hombre, alrededor de la familia y la comunicación como entendimiento. Alrededor del tiempo y sus alternativas ecológicas; alrededor de los hechos del pasado como experiencia para los enfoques consecuentes del futuro.  Los sonidos, e incluso los silencios que componen esta lengua, son símbolos coloridos que identifican la comunicación que mueve al oyente a sentir y a percibir todo el mensaje del cuadro comunicativo... En definitiva, el idioma guaraní es una Constelación de las "maravillas" del saber y del decir.

LAS VOCALES

El idioma guaraní presenta 6 realidades fundamentales que componen los 6 pilares del edificio estructural de la lengua. Cuatro son sustantivos y palpables y dos abstractas que los guaranís adoptaron como dilema de comunicación de un mundo visual.

E. Este pueblo legendario observó que había algo en movimiento a su alrededor. Algo invisible pero palpable que siempre los acompañaba, como el aire, la lluvia, el viento... La cosmovisión de la vida anidada en su propio ser les movió a llamar a este fenómeno divino "E". Como su Yo en marcha hacia su imperativo de perfección personal y natural. Los antiguos guaranís describían a la "E" como el cuerpo de un ser humano.

A. La fruta es un elemento prioritario en la alimentación del pueblo guaraní. Es pues, para ellos, por su forma y ubicación, un misterioso alimento al que le dieron el nombre de "A". La describían como una fruta.

Y. La tercera realidad palpable del idioma guaraní es el agua. Ellos observaron que el agua es el único ser de la tierra que tiene que existir contenido, sin curso, sin pozo o sin vasija no puede existir. Puede existir en gotas, redonditas y brillantes, solo en las nubes que son las vasijas de las gotas que bajan del cielo. La describían como un recipiente.

O. Para los guaranís la letra "O" representa el hogar, bien cerrado a las inclemencias del tiempo. También representa a la hoja, arrancada del árbol para dar abrigo, sombra y cobijo a los seres vivientes. La describían dibujando una hoja de árbol.

U. La "U" representa la imaginación, el fondo, el pasado, lo invisible y lo incontable. La describían como el interior de un tubo de una caña.

I. Esta letra juega en la lengua guaraní como un signo de lo infinito, lo individual y lo primero, en consonancia con la nada de las cosas y de los hechos. Es el principio de las cosas, o el hito de la realidad poseída o el punto cero de los hechos y de las acciones. La describían como una aguja de punta vertical.

La "I" y la "U" se contraponen, como el extremo superior único y el fondo de la base. Las dos vienen a ser como el "alfa y la Omega" o el hito y el límite de todas las cosas.

LAS CONSONANTES

Vistas las seis vocales como cuatro piedras angulares y dos pilares sobre las cuales descansan toda la estructura de la lengua nativa de los guaranís, pasamos a exponer los elementos morfológicos que dan vida y movimiento a las consonantes. Sólo vamos a definir algunas de ellas. Definiremos las consonantes que más unidas están a las vocales que ya hemos descrito y que son las más antiguas y por ello las que más entrelazadas están a estas seis realidades que generan todo el vocabulario guaraní, juntamente con los otros signos de su morfología.

C. Esta letra está estrechamente unida a la "K", a la "T", y a la "P". La "C" suena al desconectar la lengua del contacto del círculo alveolar, y consuena con las vocales para "decir" presencia o contacto directo de las cosas. Su símbolo reproduce la imagen de una bandeja de presentación. Ejemplos: Kera=Sueño, Ca´í=Mono, Tové=No, Py=Los pies.

V. Produce en forma destacada sus tenues vibraciones en la zona de los labios atrasando el de abajo su posición hasta los dientes de abajo. El desprendimiento suave del labio produce un voz interna, recalcada, que la mente guaraní usa como fonación de resalto, casi solapada, no abierta ni palpable. La "V" es un símbolo de sugerencia. A veces sustituye a otras letras para expresar una realidad escondida.

G. Es la hermana menor de la "C". De tal forma que mientras que la "C" se acerca al ritmo de las vocales, la "G" las hace más internas.

 L. En la boca parece ser un sonido suelto, producido por la lengua que se despega instantaneamente del círculo alveolar, como burbuja de agua que se rompe, u olas blandas que se golpean. Es una fonación propicia para la imitación prosopopéyica.

S. Produce el sonido característico del paso del aire presionado y deslizante sobre la lengua, contra el círculo alveolar y traspasa entre los dientes semiabiertos en rendijas. Con esta breve vibración se envuelven las vocales para expresar simbólicamente su alargue o su traspaso a más distancia. Es una fonación fluida del aire presionado.

R. La "R" es la segunda moduladora de vocales de mediana vibración. Esta letra hace trizas a la "T" y se adueña de las tres ondas portadoras de las vocales afectadas poseyéndolas y particularizándolas.

Y ya para despedirnos, y en honor a todos ustedes que han tenido la gentileza de entrar en estas páginas, vamos a transcribir íntegramente el Padrenuestro Guaraní:

Ore Ru Pavé, Yvape Reimeva
To nemboETE acointe Nde Rera,
nde Poguy Retá oreve toú,
ne Ñe´é toico Yvape jha yvype.
Eme´é kena oreve co´anga
jhi´upyrání co´evereguá
Ejheyá reimí eveí oreve
Ore marâjha Nendivé roina.
Upé oravé rojheyá reijhaicha
Monñemyrôngue ore rapichape,
Jha oré yocomí ra´a vaijhape
Jha oré mo´âmí mba´é naí etagüi.