La Virgen del Rosell, como la estrella que iluminaba en la noche a los marineros para que no se perdieran en el mar y lucía durante el día para proteger a sus hijos de todo mal, había inspirado y alumbrado al rey don Alfonso X. La rosa blanca que la imagen llevaba asida suavemente en su mano derecha, le era mostrada al rey como inmaculada vela dispuesta a ser desplegada al más mínimo suspiro... Rosa de las rosas, Flor de las flores... La Virgen del Rosell sería su patrona, y la Orden se intitularía «Orden Militar y Religiosa de La Estrella». La Estrella del día que mostraba el camino que guiaba hacia Dios.

 


   ÍNDICE

PRÓLOGO
INTRODUCCIÓN. Del autor
Capítulo I. Alfonso X, el Sabio
Capítulo II. Las Cantigas de Santa María
Capítulo III. Dos vírgenes paralelas en historia
Capítulo IV. La Orden de Santa María de España. Génesis e historia
Capítulo V. Ingreso y ceremonia de toma de hábito
Capítulo VI. Estrategias de guerra marítima
Capítulo VII. Agonía y extinción
Capítulo VIII. La Regla de los Caballeros del Señor Santiago y por ende y parejura de los de la Estrella
La Regla de San Benito. A título informativo
EPÍLOGO