EL LARGO COMA DE UN POLICÍA NACIONAL

Estimado lector:

Quiero que sepas que soy autor de algunos libros que sin llegar a ser los más vendidos, fueron sin embargo muy bien acogidos por el público en general y bastante bien tratados por la crítica.

Pero no es para decirte esto para lo que yo te escribo hoy, estimado lector que tienes el valor de sostener este libro entre tus manos, te escribo para que sepas que hasta este momento nunca tuve problemas a la hora de publicar por cuenta ajena, ya que las editoriales que usualmente se hacen cargo de mis libros, lo hicieron siempre encantadas, sin poner jamás ninguna objeción y apremiándome para que escribiese obras nuevas que tuviesen la trascendencia y la venta que tuvieron las anteriores.

Y eso he hecho, amable lector, he escrito esta obra que, repito, tienes el valor de tener ahora mismo en tus manos. Obra que, al parecer, ha paralizado las ganas de publicar a las tres editoriales donde este texto fue presentado. Pues las tres decidieron, como si se hubiesen puesto de unánime acuerdo, no publicar este libro por temor a represalias. 

Ante este penoso hecho, he tenido que hacerme cargo yo personalmente de todos los gastos de la edición de este volumen. Y lo he hecho porque creo que si todos tuviésemos miedo a las represalias que nuestros actos puedan generar, el mundo estaría en las manos de los violentos, de los que viven fuera de la ley y de las hordas terroristas... Si ambicionamos para nuestros hijos y nietos un mañana más justo y más adecuado, cada uno de nosotros tendremos que poner nuestro pequeño grano de arena para erradicar de este mundo, de nuestro mundo, el fundamentalismo, la intolerancia, la prepotencia y el sectarismo, la desigualdad y el hambre...

También quiero que sepas que ahora la distribución de este libro queda ya sola y exclusivamente bojo el empuje de mi esfuerzo personal, y fundamentado principalmente en la esperanza de ayuda que de ti pueda recibir, ya sea adquiriendo, recomendando, divulgando, alentando... Y para que te resulte más fácil esta pesada tarea, he permitido reproducir total o parcialmente el contenido de este libro. Incluirlo en un sistema informático, transmitirlo en cualquier forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, registro u otros medios. Ya que las ideas y los sentimientos que en él se reflejan no son propiedad de nadie. Ambas emociones fueron concebidas por mí para que algún día fueran difundidas y meditadas por todo el mundo. 

Te queda muy agradecido,

Antonio Galera Gracia